La realidad de la migración en Navarra, como en toda Europa, está marcada por el aumento extraordinario, rápido y plural de inmigrantes en los últimos años lo que nos exige reflexionar sobre los problemas que plantea su integración. Junto a la labor social y de promoción, el Secretariado Diocesano de Migraciones trabaja e invita a cuidar también la dimensión más netamente pastoral, el servicio a la fe, y no solo los servicios que brotan de la fe, el reto nada fácil de ofrecerles a Jesucristo junto con nuestro testimonio de caridad cristiana.

Este Secretariado también asume y orienta pastoralmente la solicitud de la Iglesia por los que viven en la calle y quienes son víctimas de trata, siguiendo las exigencias de una realidad pastoral y específica que se inserta en el impulso misionero de la Iglesia.

Objetivo general:

Como Iglesia Diocesana, unidos al Papa Francisco, queremos articular nuestra respuesta común en torno a 4 verbos: ACOGER PROTEGER, PROMOVER E INTEGRAR a los migrantes, víctimas de trata y refugiados.

Este objetivo supone trabajar en tres ámbitos:

  1. Ofrecer a los migrantes lo más valioso que tenemos: el Evangelio de Jesús, su mensaje y sus valores.
  2. Animar a que las dosdiócesis acojan, protejan, promuevan e integren a los hermanos inmigrantes que viven en nuestros pueblos y ciudades, recordando las palabras de Jesús: fui forastero y me acogisteis.
  3. Contribuir a que toda la sociedad navarra sea capaz de acoger e integrar a los migrantes como conciudadanos, en un marco de respeto, conocimiento mutuo e interculturalidad.
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies